La Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía deja sin formación a los trabajadores desempleados del Sector Metal Mecánico en Córdoba y Provincia.

En la nueva convocatoria de ayudas para cursos de formación 2017, garantizada según la Junta por «concurrencia competitiva» la Consejería de Empleo ha denegado a esta organización el proyecto presentado para desempleados del Sector Metal Mecánico a pesar de obtener la máxima puntuación. 

 

 

De acuerdo con la resolución de fecha 17/1/2017 firmada por D. Manuel Carmona Jiménez, Delegado Territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo en Córdoba, en su Anexo I y II sobre “relación de entidades beneficiarias y entidades denegadas" expone que el motivo de esta resolución negativa según consta el apartado “M3 – No aportar documentación acreditativa de cumplimiento de art. 13.2 de la ley 38/2003 de subvenciones”.

 

Efectivamente esta organización empresarial no ha podido aportar este requisito según consta en la Ley General de Subvenciones, porque la propia Consejería de Empleo nos demanda una serie de reintegros económicos a pesar de reconocer la propia administración, que Asemeco ha cumplido con todos los objetivos marcados en cuanto al cumplimiento de nuestras obligaciones.

 

El “incumplimiento” de una comunicación por escrito, que es nuestra obligación, lo reconocemos, pero si verbal y aceptada verbalmente por parte de los propios funcionarios, es la consecuencia de vernos actualmente embargados por parte de la Junta de Andalucía.

 

Según ha declarado el propio consejero de empleo Sr. Sánchez Maldonado “todas las anomalías detectadas en este proceso de investigación, ha sido por deficiencias administrativas”, por lo que estimamos, no son motivos suficientes para dejar sin formación a un sector el Metal, que ha sido y es referente y que siempre cumplió con sus compromisos en cuanto a justificaciones, compromisos de contratación, etc.

 

La organización de los cursos de formación impartidos por esta organización, siempre han sido supervisados por técnicos de la propia Junta de Andalucía y en los últimos ejercicios auditados por profesionales expertos en auditorías de cuentas, sin haberse detectado por parte de nadie anomalía alguna. La normativa dice que si un técnico en el desarrollo de su actividad, detectara alguna incidencia o anomalía en la impartición de alguna actividad formativa, tiene suficiente autorización y poder para paralizar cualquier curso de formación, en cualquier momento.

 

Por lo tanto, porqué nos reclaman ahora cinco años después, el reintegro de unas cantidades importantes de dinero, si durante las inspecciones técnicas, las correspondientes auditorias, liquidaciones económicas y visto bueno de todos los técnicos por lo que pasan estos expedientes, nunca han detectado irregularidad alguna.

 

Lamentable, lo único que se nos hace pensar, es que como esta organización empresarial dispone de un patrimonio creado y ahorrado durante los cuarenta años de existencia de esta Asociación, tienen que venir a por nosotros porque políticamente, la Junta de Andalucía tiene que recuperar un dinero, lo que sea, al objeto de salir en los medios de comunicación e intentar lavar su imagen diciendo que “hemos sido capaces de recuperar tanto dinero….”

 

Todo ello a costa de unas entidades que han sido capaces de crear una estructura docente, con el trabajo desinteresado de muchas personas y durante muchos años con el fin de intentar tener en sus empresas a los mejores trabajadores, los mejores profesionales y los más cualificados.

 

Si Asemeco en este ejercicio y en los siguientes, no puede o no le dejan impartir formación a desempleados, acatará las injustas decisiones políticas y económicas de estas administraciones que nos gobiernan, pero ni por estos motivos expuestos ni por cualquier otro motivo del mundo, la Junta de Andalucía puede dejar sin formación a un sector, el Metal Mecánico capaz de generar empleo y riqueza como el que más, aunque otros sectores estén tan protegidos por estas administraciones.

 

Como responsables de esta patronal del metal, exigimos de las administraciones una apuesta clara por la formación profesional en el sector, la organice y la imparta quien la imparta, solo queremos que se imparta y se le de alguna oportunidad a estos desempleados tan maltratados hoy día por los actuales políticos.

 

El metal durante los años que ha impartido formación para desempleados, creó más 700 empleos y su actividad productiva, en plena crisis, ha aumentado un 3,81% después de un largo período de descensos. Es el sector de más facturación, más empleo, más internacionalización, más producción, más innovación de nuestra provincia.

 

El sector necesita jóvenes con formación profesional que se complementen con prácticas en empresas, al objeto de conseguir expertos oficiales en soldaduras de distintos materiales y posiciones, caldereros que sepan interpretación de planos, soldadores tuberos, torneros/fresadores, etc. e inculcarle una tecnología adaptada a los tiempos actuales, para que sean los trabajadores del futuro y tengamos asegurado el relevo generacional.

 

Por todos estos motivos, estamos en contra de que la Junta de Andalucía deje sin formación profesional al sector del Metal Mecánico y pedimos que la Consejería de Empleo no se dedique a desmantelar centros de formación, sino que se mantengan y se desarrollen políticas de acercamiento, desarrollo, promoción y ejecución de actividades formativas de acuerdo con las necesidades reales de cada sector, orientando a los jóvenes y desempleados, ofreciendo una formación eficiente para lo que Asemeco siempre ha estado y está dispuesta a ofrecer su desinteresada colaboración.

 

Los empresarios estamos implicados. Ahora deben ser los políticos los que de verdad, si quieren, con su política de gestión, ofrecer a los trabajadores desempleados una bocanada de aire fresco y se le dé una oportunidad  de formarse y buscar un puesto de trabajo en un sector como el Metal de Córdoba que siempre ha estado dispuesto a ello.

 

 


Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.